El Núcleo Milenio Movilidades y Territorios MOVYT busca generar conocimiento sobre las prácticas de movilidad en la producción de los territorios para el diseño e implementación de políticas e intervenciones urbano-territoriales.

Entre bordar y ser mujeres: habitar el cuerpo a través de los hilos

La psicóloga Belén Tapia investigó experiencias de bordadoras del sur de Abya Yala, para entender como esta práctica feminista se convierte en una forma de habitar el cuerpo individual, colectivo y textil. “Entre Bordar y ser mujeres: habitar el cuerpo a través de los hilos”, es una investigación sentipensante, ya que considera al bordado como sujeto que estudio, pero, también, como técnica de producción de información, o sea, investigo sobre el bordado, pero también con el bordado” explica Belén Tapia, psicóloga, creadora de Bordala Livre, y participante del curso de “Teorías de género y epistemologías feministas del espacio” del Magister de Hábitat Residencial de la Universidad de Chile (FAU), dictado por la directora de MOVYT, Paola Jirón, junto a Macarena Solar. Para obtener el grado de Magíster en Psicología Comunitaria, Belén realizó un estudio que profundizó en las experiencias de bordadoras que habitan en el sur de Abya Yala (antiguo nombre que se daba al continente americano) y en el uso que le dan al bordado como herramienta comunicativa, ejercicio de memoria, estrategia de resistencia feminista, práctica corporal y un modo particular de hacer comunidad desde la circularidad, la horizontalidad y el intercambio de experiencias. Belén cuenta que incorporar el bordado en el proceso investigativo le ofreció una nueva forma de pensar, invitándola a emocionarse mediante el tacto y a entender a través de las emociones, combinando así herramientas manuales, afectivas e intelectuales. De esta forma, conocía mientras bordaba, observando su propio cuerpo bordando, y el de las participantes y el textil también como un cuerpo. Según explica, el bordado es un saber del cuerpo que se aprende por medio del hacer y se replica, una y otra vez, a través del gesto textil. Esta repetición requiere la coordinación de dientes, lengua, dedos, brazos, hombros, cuello, piernas para tomar la aguja, enhebrar, acomodar la tela, atravesarla, anudar y cortar. Así, se repite para juntar y reunir, y para curar, cuidar y cobijar. Bordar es entonces una herramienta para decir lo que no se puede decir. De allí su potencial expresivo, comunicativo que permite comprender las experiencias de las bordadoras al coordinarse además con el habla. Por otra parte, el bordado propone una forma particular de hacer comunidad, en una interacción que promueve el encuentro y el diálogo. Además, se transforma en coreografía encarnada por un cuerpo colectivo definido por un movimiento compartido, a un ritmo común. Finalmente, todo bordado posee un componente emotivo, las vivencias que la bordadora plasma en el textil, y que surgen de sus experiencias, discursos, modos de habitar y prácticas que, luego, serán utilizados como datos o evidencias fundamentales en el proceso de análisis de la información. Actualmente Belén está en proceso de escritura de los resultados de esta investigación y realizando una pasantía en investigación feminista en la Universidad Complutense de Madrid, financiada por Fundación Carolina, donde ha ido incorporando elementos del arte, la performance, el audiovisual y la historia. Desde ya, la investigación es un aporte para las ciencias sociales -disciplina que privilegia el uso de palabras-, pues al hacerla dialogar con otros soportes, incorpora gestos, espacios, texturas y materialidades para comprender las experiencias de las bordadoras. Asimismo, contribuye a la lucha feminista, al posicionar a estas bordadoras como sujetas pensantes y creativas, que han subvertido el bordado como práctica de adoctrinamiento de la feminidad, para utilizarlo como arma política de denuncia, cuidado y encuentro. El bordado ha sido una práctica de resistencia ya que en la historia contemporánea de América Latina ha servido para comunicar experiencias que se han debido callar, pudiendo ser narradas por medio del lenguaje de los hilos, como es el caso de Las Arpilleristas durante la dictadura chilena, quienes utilizaron el textil para bordar contra la opresión y el olvido. También están las Bordadoras del Baker ,que resisten contra las hidroeléctricas en la Patagonia; Fuentes Rojas, que desde México reclaman el espacio público, denunciando las injusticias, reconstruyendo la memoria colectiva y nombrando a las víctimas de la violencia a través del bordado; Linhas do Horizonte, en Minas Gerais, para las que el bordado toma un rol de reivindicación política y social en la visibilización de los derechos vulnerados; o las Madres de Plaza de Mayo, que durante la dictadura … Seguir Leyendo

MOVYT presenta recomendaciones sobre Trabajadores Móviles Digitales en Chile al Senado

Considerando el impacto en la ciudad y el transporte que ha tenido el aumento de personas que trabajan a través de aplicaciones y moviéndose permanentemente por la ciudad, MOVYT desarrolló un Policy Brief sobre esta nueva modalidad laboral para compartir conocimiento con tomadores de decisiones sobre políticas públicas y planificación urbana. Este lunes 12 de abril, académicos e investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID) de la Universidad de Chile presentaron una serie de Policy Briefs sobre «Condiciones del empleo en Chile en contextos de crisis sanitaria» a la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación del Senado, en la que participaron los senadores Guido Girardi, Francisco Chahuán y Juan Antonio Coloma. Tomás Soto, investigador del Centro de Sistemas Públicos (CSP) de la Universidad de Chile, presentó “Tensiones del teletrabajo post pandemia. Desafíos y propuestas para un nuevo marco de derechos”; mientras que Paola Jirón del Núcleo Milenio Movilidades y Territorios (MOVYT) expuso “Trabajadores Móviles Digitales en Chile (TDM)”, documento realizado junto a Daisy Margarit, Constanza Ulriksen y el director alterno de MOVYT, Walter Imilan. La situación de los TDM en Chile La denominada “economía gig” y la masificación de los teléfonos inteligentes ha favorecido el surgimiento de distintos tipos de “Trabajadores Móviles Digitales” (TMD), es decir, quienes desarrollan su trabajo en movimiento, sin una localización concreta, y que usan Internet y plataformas digitales como principal herramienta de trabajo. Así, experimentan situaciones laborales no reguladas, en condiciones de precariedad que, a menudo, son consideradas parte de la “economía informal”. De allí que surja la urgencia por abordar la situación de los TDM, compuesta además de manera importante por mano de obra migrante. Las recomendaciones de MOVYT Jirón, explicó que estas nuevas formas de trabajo no son consideradas en los estudios actuales, por lo que se deja de lado los desafíos y barreras que perciben quienes transitan bajo esta modalidad. De ahí que planteó la urgencia que existe por redefinir la noción de trabajo, donde es necesario dejar atrás ideas de ocupaciones como “informales”, “marginales” o “actividades paralelas”. La académica de la FAU también consideró que “los costos del uso de las ciudades no están siendo incorporados en el uso de las plataformas”, por lo tanto, es importante reconocer el costo implícito en el gasto de infraestructura durante las movilidades y fijar un precio por ese “uso”. Finalmente, explicó la importancia de la disponibilidad de información, a través de un “Sernac de los datos”, entidad que sería la encargada de recopilar data de entidades públicas y privadas para la toma de decisiones acorde a la realidad actual de los trabajadores por plataforma. De esta forma, el documento desarrollado por el equipo de investigadoras e investigadores MOVYT ayuda a comprender el fenómeno, definiendo y clasificando a este tipo de trabajadores y recomendando normativas que regulen el mercado de las plataformas e incorporen aspectos de la gestión urbana y territorial, además de transporte y movilidad de estos trabajos.   Aquí puedes ver el video completo de la sesión en el Senado Aquí puedes descargar el documento completo (Policy Brief)  

MOVYT abre convocatoria a programa de becas de investigación 2021

Postulaciones hasta el 30 de abril de 2021

Convocatoria MOVYT a número especial sobre migraciones transnacionales en Revista Periplos

Hasta el 15 de mayo de 2021 se pueden enviar trabajos

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Smart Cities en Chile?

La socióloga Constanza Ulriksen de MOVYT presentó su investigación sobre la circulación del concepto de Smart Cities y de la estrategia de electromovilidad en Chile en la segunda Conferencia Internacional sobre Difusión de Políticas y Cooperación para el Desarrollo de la Asociación Internacional de Ciencias Políticas.